renueva tu caldera en invierno

Aquí, nuestros amigos de Juego de Tronos no son los únicos que corren a encerrarse en sus casas.

Invernalia somos todos.

Llega la rutina, los madrugones, el corre niño que llegas tarde al cole, salgo de casa y es de noche, vuelvo a casa y es de noche, cambias la cerveza por el consomé, el bañador por el batín de abuelo y los domingos de playa por una manta.

No vemos a ningún Stark pero nos encontramos por la calle y nos damos cuenta que todos somos Caminantes Blancos.

Hay cosas del invierno que no vamos a poder evitar, pero si ayudarte a que cuándo llegues a tu casa encuentres esos pequeños detalles del veranito que estamos dejando atrás.

No podrías creer la de gente como tú, tiene una instalación de Gas Natural en casa y aún así pasa frío.

La vida útil de una caldera es de 10 años, si está bien cuidada durará más y si no lo está, mucho menos.

Para un momento a pensar cuántos llevas con la misma caldera, por cuantas revisiones ha pasado y si ha recibido un buen mantenimiento.

Una caldera vieja no trabaja bien, consume mucho, calienta poco y aunque a primera vista creas que no te afecta, contamina.

Llega final de mes y con él la factura del gas, la pagas, sin más, sin acordarte que anoche te pusiste tres jerseys de lana para ver la tele o de que antes de bañar al niño encendéis un calefactor eléctrico para caldear el baño.

Tienes una instalación de gas Natural, con su caldera y sus radiadores y no sabes que es el confort.

Eso NO ES NORMAL.

¡Renueva tu caldera!

Sabemos que es un desembolso importante pero haz una cosa: mira nuestra gama de calderas, compara precios y mira nuestra financiación.

Ahora imagina que ya tienes caldera nueva, que llegas a casa, que te quitas el abrigo, los zapatos, que te preparas un mojito, que vienen tus amigos a cenar, que los niños juegan descalzos, que tu mujer no se tapa demasiado… ¿qué tiene eso a envidiarle al verano?