Gasnatural te ayuda a ahorrar este otoño

La energía escogida para nuestro hogar puede ser responsable de más elementos de los que somos conscientes en un primer vistazo; y es que aportará la potencia para dotar tu hogar de agua caliente, de calefacción o abastecer tu cocina, así que su importante presencia en tu día a día se puede traducir en ahorro o en todo lo contrario, por eso te presentamos las ventajas del gas natural.

Escoger la energía apropiada

Hoy en día encontramos multitud de opciones para cubrir las necesidades energéticas de nuestros hogares y centros de trabajo, podremos escoger generalmente entre el uso de electricidad, gas butano, gas propano y gas natural, siendo este último el que mayores oportunidades de ahorro nos puede ofrecer actualmente.

Para conocer los beneficios de este tipo de energía es necesario comprender el funcionamiento del gas natural frente a los métodos de otro tipo de instalaciones, ya que en buena parte de los casos, las pérdidas se producen en mayor medida por el propio sistema de gestión energética.

Un sistema que permite el ahorro

Cuando se trata de gas natural contamos con un termostato central en el que podemos indicar la temperatura deseada, de manera que escogiendo unos grados razonables para obtener un ambiente agradable en el hogar ya es suficiente: evitamos controlar personalmente cada radiador de cada habitación, y que se nos escape energía innecesaria en cuartos que hemos olvidado revisar.

Después de indicar los grados exactos  que nos gustaría disfrutar en la vivienda, la caldera recibe esta señal y activa el calentamiento del agua que se repartirá equilibradamente por el circuito de los radiadores ubicados por toda la casa; una vez alcanzada la temperatura adecuada mantendrá el calor en toda la estancia sin necesidad de un consumo constante.

El aluminio ofrece un gran poder térmico que radia el calor suficiente para disfrutar la temperatura escogida sin necesidad de gastar grandes cantidades de energía; gracias al gas natural y su control centralizado se puede obtener fácilmente un calor homogéneo las 24 h del día con el consumo puramente necesario.

Facilidades en el día a día

Todo este proceso podría parecer realmente complicado y caro de gestionar, pero en el caso del gas natural no requiere una gran instalación y mantenimiento exhaustivo ya que una vez escogida esta opción se revisará que el gas natural llega a tu casa y simplemente se habilitará para su utilización.

El ahorro no llega solo de nuestro bolsillo, también es una energía muy limpia y poco contaminante que se ha convertido en la gran alternativa para los centros industriales o negocios, porque supone un impacto mucho menor para el medio ambiente (sobre todo cuando se trata de usos comerciales) y proporciona una inversión diaria mucho más pequeña.

Por último, puedes aplicar algunos trucos útiles para ahorrar en tu factura de gas natural como el buen mantenimiento de los quemadores, haciendo revisiones y limpiezas antes de utilizar la calefacción y mantener la vivienda con un buen aislamiento que retenga la energía de una forma más eficiente.