Mi radiador hace ruidos

Los ruidos en nuestros radiadores es algo común y no siempre es motivo de preocupación.

Os recomendamos estar atentos ya que cada ruido tiene una explicación y reconociéndolos sabremos cómo actuar.

Tipo de ruidos:

Silbido:

Cuando un radiador silba es porqué el caudal del agua es demasiado alto. Resuélvelo purgando el radiador y tendrás el problema solucionado.

Mira aquí como purgar un radiador

Tic, tic, tic…:

Este ruido es común e inofensivo. El calentamiento del radiador produce la dilatación y contracción de los tubos de instalación. Este fenómeno hará crujir los materiales de la instalación y puede producir ruidos es un proceso normal y no debería producir preocupación.

Golpes:

Puedes percibir golpes que provienen de dentro del emisor de calor, eso puede pasar por la misma razón que te comentábamos en el puno anterior o simplemente por la reacción que produce el agua al descomponerse en contacto con el aluminio.

Burbujeo:

Se oye ruidos de agua hirviendo o burbujas. No hay ningún secreto, hay aire dentro del radiador, soluciónalo purgando el radiador tal y como te explicamos en el primer punto de este artículo.

Si te ves obligado a purgar los radiadores con demasiada frecuencia, recuerda de comprobar la presión de la caldera, cada vez que purgues los radiadores el nivel de agua menguará con lo que necesitarás rellenar abriendo la llave de llenado hasta que la aguja del manómetro marque entre 1,5 y 2 que es la presión recomendada.

A pesar de que este tipo de ruido en nuestra instalación de calefacción son usuales y para nada preocupantes, es recomendable tener contratado un servicio de mantenimiento para prevenir antes que curar y que cualquier problema que en un inicio sea inocuo se convierta en algo que revierta en un cambio de caldera o cualquier otra avería muchísimo más costosa.
Contrato de servicio de mantenimiento