el certificado de gas en comunidades de vecinos

No esperes a que llegue el frío, ¡actúa! Y es que tanto tu casa como en general tu comunidad de vecinos, deben disponer del oportuno certificado de gas para  comunidades de vecinos que se exige. Te contamos concretamente qué instalaciones las necesitan.

Cuando llega el mal tiempo necesitamos tener todas las instalaciones de nuestra casa o edificio en orden, la temperatura de nuestra casa y por ende la nuestra propia está en jaque. Una de las más vitales para nuestra salud es la instalación del gas. Ésta nos permite poder cocinar, el disponer de agua caliente al ducharnos e incluso tener nuestra casa con una temperatura confortable y agradable. Pero antes de ello debemos tener listo el certificado de la instalación de gas para comunidades de vecinos cara a evitar cualquier problema y, cómo no, para poder instalar y poner en marcha instalaciones de gas propiamente dichas.

Hay dos tipos de instalaciones. Por un lado, las instalaciones de abastecimiento de combustibles gaseosos, o sea, la instalación del gas y por otro lado las instalaciones térmicas para la obtención de dicha energía térmica.

Confiar en profesionales debidamente identificados y formados

En las instalaciones de gas natural, este certificado de la instalación de gas comunidades de vecinos debe hacer constancia que el gas se obtiene de las redes de distribución urbanas o industriales para poder utilizarnos en las casas. Y para ello es importante que el profesional debidamente formado de la empresa redacte un proyecto especificando cuáles son las instalaciones que lo necesitan.

Éstas suelen instalaciones individuales con potencia útil superior a 70 kW, instalaciones comunes con potencia útil mayor de 2.000 kW, acometidas interiores con potencias superiores a 2.000 kW e instalaciones conectadas a redes de presión de operación superiores a 5 bar. Los certificados de instalación de gas pueden ser bien un certificado de acometida interior de gas, un certificado de instalación común de gas o certificado de instalación individual de gas.

Por otro lado, hay otro tipo de certificaciones de gas y que hace referencia a la normativa que regula la documentación de los dispositivos que utilizan el gas para poder producir energía térmica. Para ello es necesario contar con un profesional para potencias superiores a 70 kW, para las de entre 5 y 70kW tan solo es necesario una memoria técnica de diseño y menos de 5Kw ya no es obligatorio presentar documentación previa. Una vez se termine la instalación, se emite el correspondiente certificado de las instalaciones de gas tras unas pruebas de puesta en marcha.