Cuando nos instalan el aire acondicionado en casa, pensamos que éste es para toda la vida. En parte esto es cierto porque sí, un aire acondicionado es una inversión que puede durarte décadas pero puede llegar un día que por diferentes causas éste se estropee y te salga más económico cambiártelo por uno nuevo que arreglarlo. ¿Cómo saber cuándo llevar a cabo este paso?

Decidir si reemplazar o reparar tu aire acondicionado puede ser una decisión difícil de tomar. Después de todo, son sistemas algo caros de reemplazar, se supone que duran más de una década, y sí los veranos pueden ser insoportables sin ellos. Pero si tu aparato ya no enfría como antes ¿qué puede estar pasando? ¿debemos ir pensando en cambiarlo por uno nuevo?

Cuando se trata de servicios de climatización en Urbangas, somos profesionales y podremos brindarte algunos consejos útiles que debes tener en cuenta al analizar si debes reparar o reemplazar tu aparato de aire acondicionado defectuoso. Como siempre, si tienes alguna duda, pregúntanos, estaremos encantados de asesorarte.

Cuando reemplazar o cambiar el aire acondicionado

No debe porque ser una decisión tan complicada reparar o reemplazar tu aire acondicionado. Lo sabemos, han sido muchos años juntos y tu aire acondicionado es casi como uno más de la familia pero toca tomar una decisión: reemplazarlo o cambiarlo. Muchas veces instalar un nuevo aire acondicionado puede ser la solución más efectiva…

Años. Se supone que los acondicionadores de aire solo duran entre 10 y 15 años en el mejor de los casos. Si estás buscando reparar un sistema que ha estado en casa durante 10 años o más, te recomendamos que reconsidere este enfoque. Este aparato solo se volverá más caro y menos eficiente a medida que pasen los años.

Eficiencia. Los aires acondicionados pierden eficiencia año tras año. Esto es así. Además, no solo eso, sino que los modelos más nuevos de aire acondicionado siempre son más eficientes simplemente ya por la nueva tecnología que siempre se está desarrollando. Si deseas disponer de un aparato de aire acondicionado altamente eficiente, es hora de reemplazarlo.

Eficacia. Se supone que tu aire acondicionado mantiene tu hogar fresco y completo. Si notas que el sistema simplemente no mantiene tu hogar tan cómodo como solía hacerlo, entonces esta podría ser una gran razón para considerar un reemplazo. Las reparaciones no siempre hacen que tu sistema vuelva a ser completamente efectivo, por lo que quizás sea hora de contactarnos y hablar sobre un reemplazo.

Reparaciones frecuentes. Las reparaciones son desagradables, por eso se supone que solo se deben realizar una vez cada dos años. Si éstas empiezan a repetirse con frecuencia es entonces está sucediendo algo peor. Un nuevo aparato de aire acondicionado podría servir como una solución ideal a esas frecuentes reparaciones.

Coste. Esta es una regla general: si la reparación de tu aire acondicionado cuesta más de la mitad del precio de un nuevo aparato te recomendamos que lo reemplaces. Los reemplazos ahorrarán la mayor cantidad de dinero a largo plazo y valdrán mucho más la pena que las reparaciones, ni te lo pienses