beneficios de tener un termostato en casa

Bien seguro es que conoces la razón de ser de los termostatos en las instalaciones de calefacción.

Él se encargará de mantener el confort en tu casa regulando la temperatura óptima evitando los cambios drásticos y si además es un cronotermostato asumirá la responsabilidad de encender y apagar la calefacción en los  momentos del día en que tu decidas.

El uso de estos dispositivos se traduce directamente en ahorro.

Para entender este concepto daremos dos pinceladas técnicas del tema:

La inercia térmica es la temperatura que puede mantener tu casa por si sola, los materiales de construcción, la ubicación, la altura del piso, son algunos de los factores que determinan esta propiedad.

Entre la temperatura de inercia y la temperatura de confort hay muchísimos grados de diferencia los cuales harían trabajar muy duro a tu caldera.

Es importante mantener tu hogar en una temperatura intermedia entre la de inercia y la de confort para controlar el consumo de energía.

El dispositivo medirá la temperatura ambiente y lo transmitirá a la caldera, ordenando que se encienda o se apague evitando cambio drásticos, que la caldera trabaje forzosamente y que tu factura del gas se vea incrementada por el sobreesfuerzo.

Es importante que el dispositivo esté instalado en el lugar con más vida de las casa, lejos de ventanas, corrientes de aire y fuentes de calor que puedan falsear la información de la temperatura real de tu casa.

Todas nuestras calderas vienen equipadas con dispositivos reguladores de temperatura, échale un vistazo y escoge la que más te convenga.