Enfermedades por no limpiar el aire acondicionado

Por supuesto que usar aire acondicionado durante los meses más calurosos del año está repleto de ventajas, en definitiva nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida frente a los excesos del mercurio. Pero ojo, nuestro aire acondicionado reclama una limpieza periódica ya no solo para evitar averías y un mal funcionamiento, sino para que podamos sufrir en nuestro propio cuerpo enfermedades ante la falta de higiene del aire acondicionado.

Qué placer es llegar a casa tras una jornada de intenso calor, ponerse cómodo y disfrutar de las ventajas del aire acondicionado. O dormir en verano con la ligera brisa de un aire fresco y renovador. Instalar aire acondicionado en casa está repleto de ventajas y cada vez son más las personas que ya no solo se deciden por instalar aire acondicionado en una parte de la casa, también en el salón, dormitorio… e incluso en el baño. Pero, ¡cuidado! Tu aparato de aire acondicionado también exige unas mínimas normas de limpieza y cuidado. No se trata solo de instalar el aire y no limpiarlo NUNCA. Gran error que provoca Enfermedades por no limpiar el aire acondicionado.

Limpieza en aires acondicionados

¿Sabías que no proceder a la limpieza del aire acondicionado puede repercutir directamente en tu organismo a modo de aparición de ciertas enfermedades o dolencias que quizás no tenías antes? Como en muchos aspectos de la vida, la limpieza también aquí es esencial. Una de las más destacadas es la aparición de alergias. Respirar aire con polvo o suciedad, incluso durante la noche, puede provocar la aparición de alergias. E incluso de sequedad en la garganta, afonía, un incómodo carraspeo, exceso de mucosidad… quizás tengas el aparato de aire acondicionado a una temperatura correcta y lo que falle en este sentido es el exceso de suciedad de tu aire.

La legionelosis es otra de las enfermedades propias de los aires acondicionados en más mal estado y que cada verano reaparece. Es complicado que ésta se de en los hogares, siendo más propicia en el mal estado de higiene de los aires acondicionados de grandes instalaciones. Un chequeo médico tendrá la última palabra para evaluar si ha contraído esta enfermedad y cómo tratarla rápidamente. También hay otra enfermedad asociada a la falta de limpieza de los aires acondicionados, no es grave pero puede provocar incomodidad y es la irritación tanto de la piel como de ojos. Un aire sucio puede hacernos que “odiemos” el aire pensando que simplemente es por él y en realidad es porque está sucio. También la irritación de la piel es otra consecuencia de no tener correctas actitudes higiénicas al usar el aire acondicionado.

¿Catarros en pleno verano? Pues sí, y puede ser que la culpa la tenga el mal estado de tu aire acondicionado. Debes saber que los cuadros catarrales los producen los gérmenes, virus o bacterias agazapados en los aparatos de aire acondicionado. ¡Limpia al menos una vez cada quince días los diferentes componentes de tu aire!