Consejos para dormir con el aire acondicionado

¿Eres de los que te cuesta conciliar el sueño con el aire acondicionado? ¿Eres de esa gente que no sabe qué hacer para dormir cuando hay calor? No te preocupes, en este artículo te traemos lo que necesitas: la guía definitiva de qué debes hacer para poder conciliar el sueño usando aire acondicionado.

Muchas personas creen (erróneamente) que no debemos dormir con el aire acondicionado encendido. Desde luego, esto se debe a que existe la creencia de que durante la noche no tenemos las necesidades de temperatura que tenemos durante el día. También, cómo no, a la creencia de que el aire acondicionado gasta mucho.

Sin embargo, ninguna de las dos son del todo ciertas. La verdad es que durante la noche también necesitamos que nuestro cuerpo esté dentro de unos umbrales de calor determinados. Por ello, contar con un aire acondicionado funcionando puede ser de lo más beneficioso, sobre todo cuando tenemos en cuenta que existen “Modos nocturnos” que nos permiten ahorrar más.

Consejos para dormir con el aire acondicionado

  1. Usa el modo nocturno. Uno de los mejores consejos a adoptar a la hora de usar el aire acondicionado durante la noche es, sin lugar a dudas, usar el modo nocturno. Este modo se adapta totalmente a las necesidades caloríficas del cuerpo durante la noche y es mucho más eficiente en términos energéticos que usar el modo normal.
  2. Cierra la puerta. Desde luego, son muchas las personas que tienen la “manía” de dormir con la puerta abierta. Al tener la puerta abierta el frío que introduce el aire acondicionado se va de la habitación y enfría menos (o, por el contrario) debe trabajar más y consumir más.
  3. Fija una temperatura en la que estés bien. Los expertos no se suelen poner de acuerdo sobre la temperatura que debe hacer en casa. Sin embargo, el mejor consejo es que pongas ”la temperatura más alta a la que puedas dormir cómodamente”. De este modo ahorrarás lo más posible y no estarás incómodo.
  4. Usa el programador. Muchas personas quieren sólo el aire acondicionado para poder conciliar el sueño pues, una vez dormidos, no se suelen despertar por el calor. Si éste es tu caso, puedes programar el aire acondicionado para apagarse a una determinada hora y así gastar menos.
  5.  Cierra la ventana. Aunque pueda parecer obvio no lo es. Muchas personas piensan que el aire acondicionado complementa a una ventana abierta por la que pasa corriente. Lo cierto es que si el exterior está más caliente que el interior una ventana abierta sólo complicará las cosas.