Una vez adquirido un sistema de aire acondicionado ya tan sólo queda instalarlo en tu casa. En esta época en el que gestionar el tiempo es tan necesario tenemos que organizarnos para que el técnico instalador pueda hacer su trabajo en nuestros hogares. La duración media de la instalación de un aire acondicionado de un Split es de 3 horas.

El tiempo aumenta hasta las cinco horas  si lo que se quiere instalar es un cassette. Si la instalación es con aire centralizado, repartido a través de conductos, va requerir mayor tiempo debido a la necesidad de realización de obras de albañilería. Estas dos opciones son las más habituales para locales comerciales.

También existen hogares construidos con una preinstalación de aire acondicionado en las que los conductos ya están colocados. Al no tener que realizar las modificaciones en la vivienda el tiempo será menor.

Para que sepas en qué se reparte todo este tiempo vamos a contar los pasos para una instalación simple. Lo primero y fundamental es la colocación del Split. Siempre siguiendo los consejos del técnico instalador, se buscará el lugar más adecuado para la colocación del Split con la ayuda del propietario.

A la hora de tomar esta decisión hay que asegurarse que no se van a dañar tuberías. También hay que considerar que necesitará de la instalación de un desagüe, conectado al sistema del edificio, que cuente con la inclinación suficiente para el desalojo del agua. Por último también necesita acceso al sistema eléctrico para que reciba corriente.

La instalación de un sistema sencillo de aire acondicionado no dura más de tres horas

A la hora de instalar la unidad interior también hay que tener en cuenta hacia dónde irá dirigido el chorro de aire. Es fundamental que no caiga directamente a los usuarios y que además favorezca la distribución del aire en la estancia.

Es importante establecer también la ubicación de la unidad exterior. Hay que recordar que no puede quedar muy lejos del Split puesto que van conectados para el intercambio de aire. La bomba de calor se debe colocar en la fachada de manera estratégica para evitar su sobrecalentamiento. Tendremos que buscar ese sitio donde no da el sol directamente. También hay que vigilar que exista suficiente ventilación.

Las unidades de exterior expulsan el aire caliente y debe existir una vía suficiente para su salida ya que podría recalentar el compresor y estropear el aparato. También debemos asegurarnos que el aire no es recibido por ninguna otra vivienda perjudicando a nuestros vecinos.

Ahora que ya conoces todos los pasos que se siguen para la instalación del aire acondicionado te podrás organizar mejor tu agenda, y hablar con el técnico instalador para saber cuáles son las mejores opciones. Recuerda que contar con un experto es lo mejor y seguro que es lo que te ahorrará más tiempo. A la larga una buena instalación garantizará un correcto funcionamiento durante más tiempo, contando siempre con los mantenimientos necesarios.