como solucionar problemas de calderas

Tu seguridad y por ende las de tus vecinos están en juego. Por ello, es preciso tener muy en cuenta en tu calendario cuándo toca la revisión de gas natural. Puede ser bien la revisión de la caldera de gas natural, que solo comprende una supervisión del aparato. O la inspección periódica de la instalación de gas natural donde se revisarán todos los aspectos vinculados y aparatos conectados.

Como es lógico, cada una de estas revisiones tiene unos plazos y unos costes diferentes. Pero en cualquier caso, pasar la revisión de la instalación de gas natural es imprescindible para identificar pequeños fallos que en el día a día pueden no parecer de mucha importancia pero que para una revisión de gas sí lo son.

Por ejemplo, detalles como la caducidad de las gomas y los elastómeros de la instalación, el estado de las conexiones en el sistema de gas natural, la salida de humor y la ventilación son imprescindibles. Incluso revisar las tomas de combustión son otros de los detalles que se fijan cada vez más los inspectores en una revisión de gas.

Un servicio de mantenimiento que te asegure que todo va bien en tu instalación de gas natural y confiar en profesionales para dicha instalación es esencial. Y es que, puede ocurrir que en nuestro día a día no identifiquemos anomalías que más pronto que tarde pueden provocarnos problemas, incluso de especial importancia.

Entre las más frecuentes encontramos fugas de gas en la instalación de gas natural comunitaria, la mala combustión en los quemadores  en las cocinas de gas, fugas de gas solo en la instalación de tu vivienda o una mala evacuación de la combustión, entre otros. Identificar una de estas anomalías en una revisión de gas natural implica siempre una interrupción del servicio hasta que no esté del todo arreglado.

Según dictamina el Boletín Oficial del Estado, las revisiones se realizan dentro de diferentes plazos:

  • La inspección de la instalación de gas natural cada cinco años en toda España, excepto en el País Vasco que es cada cuatro años.
  • La revisión de la caldera se lleva a cabo cada dos años, salvo que se tenga una caldera de propano, butano o gasóleo donde en este caso será cada año.

Cuidado con las estafas en la revisión de gas

Cada vez son más frecuentes estas estafas en la revisión de gas, sobre todo en personas mayores o menos informadas. Si tienes un familiar en esta situación, trasládale esta información.

Entre los recursos más habituales a la hora de llevar a cabo una estafa en la revisión de gas podemos encontrar como estos estafadores consiguen una falsa credibilidad vistiendo de uniforme para que se les asocie a alguna empresa del sector.  También muestran certificados falsos, se hacen pasar por falsos colaboradores o trabajadores de conocidas empresas, amenazan inclusive en cortar el suministro, utilizan el argumento de que vecinos lo han hecho e incluso con nombres que ven en los buzones, piden pagar en efectivo e incluso pueden entrar en casa y roban objetos personales. ¡Ten mucho cuidado!