humedad interior casa 1

Independientemente del tipo de clima en el que vivas, los niveles de humedad en el aire pueden afectar la comodidad de tu hogar, así como el buen funcionamiento de tus unidades de calefacción y aire acondicionado. ¿Lo sabías?

El manejo de la humedad relativa interior debe ser una prioridad para todos los propietarios, especialmente cuando se trata de adaptar tus preferencias de calefacción y refrigeración para satisfacer las necesidades personales de tu hogar (y de quienes viven en él)

¿Qué es la humedad relativa en el hogar?

La humedad relativa es la cantidad de vapor de agua presente en el aire “expresada como porcentaje de la cantidad necesaria para la saturación a la misma temperatura”. Es decir, a medida que las temperaturas suben o bajan, la capacidad del aire para retener agua cambia.

Tener el nivel adecuado de humedad en el interior de casa en todo momento garantizará que los sistemas de calefacción y aire acondicionado de tu hogar funcionen de manera eficiente.

¿Cuál debería ser la humedad en mi casa en verano?

Durante los meses de verano, la humedad promedio debe estar entre el 30 y el 45 por ciento (siempre por debajo del 50%). En el invierno lo ideal es una humedad relativa inferior al 40% para evitar la condensación en las ventanas. Si se mantiene en los rangos adecuados, evitarás además problemas de diferente índole.

En otras palabras, los niveles de humedad adecuados ayudan a que tu hogar se sienta fresco en verano y cálido en invierno. Si los niveles no se mantienen adecuadamente, tu hogar no solo será muy incómodo para vivir, sino que tú y tu familia también podréis sufrir trastornos respiratorios o reacciones químicas

Además, los niveles de humedad inadecuados también pueden causar daños tanto en el interior como en el exterior de cualquier casa. Eliminar la humedad no deseada es una de las funciones principales del sistema de aire acondicionado, sin embargo es posible que tu sistema de aire acondicionado no sea suficiente para eliminar el exceso de humedad que entra en tu casa.

La temperatura ideal en cada hogar depende de las preferencias de cada familia y mantener los niveles de humedad recomendados en diferentes épocas del año garantiza la comodidad y el confort.

Problemas más comunes por alta humedad interior

  • Electricidad estática
  • Piel y cabello secos y con picazón
  • Susceptibilidad a resfriados y enfermedades respiratorias.
  • Que virus y gérmenes prosperen
  • Daños en muebles y pisos de madera, muebles rotos y agrietados
  • La pintura puede astillarse
  • La electrónica puede dañarse

Humificadores contra la humedad

El uso de humidificadores puede ser una opción a tener en cuenta a la hora de gestionar mejor la humedad de casa. Estas son sus ventajas…

  • Despeja las fosas nasales, lo que mejora tu respiración.
  • Reduce el riesgo de infecciones. Los virus y las bacterias no habitan en el aire húmedo. Los estudios han demostrado que el aumento de los niveles de humedad al 43 por ciento o más redujo significativamente la capacidad de los virus en el aire para causar infecciones por influenza.
  • Aumenta el tiempo de curación de las infecciones. Los humidificadores mantienen húmedos los conductos nasales.
  • Piel más suave y radiante. Los humidificadores ayudan a mantener la piel húmeda para ayudar a prevenir la piel seca y opaca.
  • Alivio de los ronquidos. Cuando el aire húmedo hidrata los sistemas respiratorios, los ronquidos pueden disminuir de volumen y, de hecho, desaparecer con el tiempo, debido a la relajación de los conductos nasales y la disminución natural de las partículas irritantes en el aire, como el polvo.
  • Mejora el sueño. Además de aliviar los ronquidos, la humedad correcta es buena para una garganta seca.
  • Ayuda a aliviar los dolores de garganta.
  • Choques eléctricos. Un humidificador puede hacer que el aire sea un poco menos seco y, por lo tanto, reducir la posibilidad de recibir descargas en casa.
  • Muebles de madera agrietados. Con el tiempo, el aire seco puede deformar sus muebles.
  • Tener un humidificador en su hogar protegerá tus pinturas, fotos e incluso otras partes de tu decoración.

Y recuerda, para que tu hogar sea confortable y cómodo, especialmente durante el invierno, se recomienda mantener la temperatura de las unidades de calefacción alrededor de 24 grados. ¡No lo olvides!