CÓMO LOGRAR LA TEMPERATURA PERFECTA EN CASA EN OTOÑO

Otoño es sinónimo de bajada de temperaturas, ocurre cada año y este no podía ser menos. Pese a que hemos empezado la temporada con algo más de calor que de costumbre, las temperaturas irán bajando semana a semana hasta final de año. ¿Cómo lograr la temperatura perfecta que queremos disfrutar en casa durante el otoño?

Seguro que a estas alturas del calendario ya estarás pensando en llevar a cabo el tradicional cambio de ropa en los armarios. El otoño hace semanas que llegó y es ahora cuando de verdad empezarán a bajar las temperaturas. No se trata de sacar del fondo los guantes y la bufanda pero por si acaso tampoco los defenestres demasiado al fondo. De algo que verdaderamente debes preocuparte es de lograr la temperatura perfecta en casa en otoño. Y en este sentido controlar la temperatura es indispensable.

No se trata de empezar a abusar de la calefacción o de ir en manga corta incluso hasta en Navidad, sino de hacer un uso responsable de la misma. La temperatura ideal en casa durante el día debe oscilar o superar por poco los 20 grados centígrados. Y por la noche, cuando el mercurio baja, disfrutar de una temperatura de entre 15º y 17º. Así lograrás que tu consumo energético sea razonable y sostenible y de paso tengas una temperatura perfecta en casa.

Consejos para una temperatura perfecta en el hogar

Un dato debes tener en cuenta: por cada grado que se aumente, el consumo de energía sube un 7% y, por tanto la factura. ¿Qué otros factores debes tener en cuenta para conseguir una perfecta temperatura en otoño? El termostato de tu calefacción puede darte algunas pistas. Por ejemplo, opta por sistemas que cambien la temperatura entre la noche y la mañana de forma automática. Será más sencillo y evitarás olvidos. O por ejemplo un termostato con control remoto, por ejemplo si viajas mucho para encender la calefacción con tiempo y que al llegar a casa y te encuentres con un clima perfecto.

Otra cosa importante es ajustar la temperatura de tu casa a tus horarios. Éstos influyen directamente cara a planificar los horarios de encendido, apagado y reajuste de grados. Pero ojo, no menos importante son los hábitos que llevamos a cabo en casa para lograr sacarle un mejor provecho a nuestra calefacción y lograr una temperatura perfecta en otoño. Fomenta en tu día a día los buenos hábitos y reduce la factura. Uno de ellos es aprovechar al máximo la luz solar de tu casa los días que más caliente Lorenzo. Deja que entre el sol por el día y cierra persianas y cortinas al anochecer. No dejes que entre el frío.

Es indispensable ventilar la casa también cuando hace frío pero tampoco te pases. Renueva el aire sí pero con 10 minutos al día en otoño e invierno es suficiente. Y cómo no, revisa el estado de tu sistema de calefacción. Es importante que un profesional le eche una ojeada y así evitarás imprevistos y gastos inesperados. Pequeñas tareas sencillas como purgar los radiadores una vez al año o la la limpieza de conductos de ventilación deben estar en tu agenda. ¡Que no se te olvide!