Octubre es el mes dónde, oficialmente, cambia la temperatura. Los días son más cortos, tenemos un cambio de horario y definitivamente desterramos la ropa de verano al fondo del armario. ¡Llega el frío típico de esta época del año! Y queremos estar a gusto, cómodos y confortables en casa, ¿qué consejos llevar a cabo? Te ofrecemos algunas pistas…

 

Teniendo en cuenta que a partir de otoño el gasto en calefacción en algunas regiones de España representa casi el 45% del total de las facturas de electricidad, es una buena época para empezar con ciertos hábitos que te ayuden a calentar tu hogar sin pasarte en gastaos. Así que toma un café con leche calentito, ponte un suéter acogedor y haz tuyos estos consejos para rebajar la cantidad de energía que usas para calentar tu hogar.

 

Cuidado con las corrientes de aire. Evita que el calor se escape sellando huecos o fugas alrededor de tu hogar. Asegúrate que las ventanas están bien cerradas o que no entra frío por los huecos alrededor de los enchufes eléctricos. ¡Estas tareas simples pueden ahorrarte hasta un 20% en tu factura de calefacción!

 

No bloquees las rejillas de ventilación. No hagas que tu calentador trabaje más de lo necesario y asegúrate de que tus muebles o cortinas no bloquean las rejillas de ventilación. Un consejo extra: aspira el polvo o el pelo de las mascotas de los amortiguadores para asegurarte de que funcionan de manera efectiva.

 

Reinicia tu calentador de agua. Si nunca te has quedados sin agua caliente, ¡probablemente hayas configurado su calentador de agua demasiado alto! Antes de que llegue el invierno, baja el termostato a 20C y evita abusar de agua demasiado caliente. Ahorra energía.

 

El horno de la cocina. Revisa el filtro de tu horno regularmente para asegurarte de cambiarlo cuando esté visiblemente sucio o cada 3 meses. También considera obtener un “ajuste” semestral para tu sistema de calefacción y refrigeración e intenta ahorrar.

 

Un perfecto aislamiento: el comienzo de los meses más fríos es un buen momento para añadir un aislamiento extra a tu hogar. Puedes hacer obras antes de que llegue el intenso frío y añadir aislamiento en las paredes de tu casa.

 

Cómo utilizar tu ventilador de manera correcta. Asegúrate que el ventilador de tu techo funciona en sentido antihorario. El aire más cálido en tu hogar está más cerca del techo, por lo que cuando tu ventilador funcione de la manera correcta empujará ese aire hacia el techo y luego hacia abajo a lo largo de las paredes, agregando una capa adicional de calor. ¿Lo sabías?

 

Energía solar. Corre las cortinas de las ventanas orientadas al sur durante el día para absorber el calor de los rayos del sol. Córrelas nuevamente a mitad de tarde para evitar que entre el frío.

 

Ajusta el termostato. Ya sea un termostato manual o uno programable, ahorra un 10% de energía no pasándote de los 17C durante la noche y los 20C durante el día. Puedes calentar tu hogar sin necesidad de gastar de más.