El gas propano es un hidrocarburo compuesto de hidrógeno que se extrae del petróleo en las operaciones de refino o del gas natural y gases asociados, en los yacimientos de petróleo. El propano en calefacción tiene como ventaja principal su precio, ya que es muy competitivo.

Una de las preguntas que se hacen muchas personas es qué diferencia existe entre el gas butano y el propano. La principal es que el propano es ideal para instalaciones exteriores y el butano es más idóneo para interiores y paisajes cálidos.

Usar propano para la calefacción es cada vez más recurrente y es que cuenta con al menos estas 10 bondades:

  1. Ahorro económico. La calefacción por propano no es cara, sólo queda superada en precio por el gas natural. En relación con las estufas, por ejemplo, es mucho más económico utilizar el propano que la electricidad.
  2. Control del gasto. Si estás intentado ahorrar, sin duda el propano en calefacción te ayudará a reducir tus números.
  3. Los costes son mínimos. Las instalaciones para gas butano y gas propano pueden utilizarse indistintamente. Por ello, la instalación no conlleva ningún coste y el mantenimiento es muy sencillo, basta con que la empresa lo revise de forma periódica.
  4. El propano es muy seguro, no tiene prácticamente fugas y en caso de tenerlas, la calefacción adherida tiene un mecanismo para alertar de la misma, por ello, suponen un sistema muy seguro.
  5. Poco contaminante. El gas propano se considera el gas limpio ya que reduce las emisiones de CO2, su gas no es tóxico y su combustión es limpia por ello preserva el medio ambiente.
  6. Calefacción, agua caliente y cocina, indistintamente. El propano se puede utilizar tanto para la calefacción, como para cocinar y para el aseo personal.
  7. Hostelería, hoteles y restaurantes. La versatilidad comentada anteriormente hace que el gas propano sea ideal para profesionales. Muchos negocios ya utilizan este tipo de calefacción.
  8. Se adapta al cliente. Otra gran ventaja es que el cliente puede escoger la modalidad en la contratación de calefacción por propano.
  9. Zonas de interior. El propano se utiliza muchas veces para sustituir al butano ya que realmente es un gas para zonas más frías. Al aguantar mucho mejor el frío, es típico de zonas de interior donde soportan grandes heladas.

KW: calefacción, propano