aire acondicionado invierno 2

En ocasiones, el final del verano también puede significar la aparición de algunos problemas en tu aparato de aire acondicionado. ¿Y por qué? el clima tan caluroso que estamos sufriendo cada vez con más intensidad puede desgastar tu sistema de aire acondicionado. Si crees que algo falla es porque podrías estar necesitando la reparación de tu aire acondicionado de forma urgente. Atención a estas señales…

 

1. Tu aire acondicionado no refresca como antes

No recurras a tus especialistas en reparación de aire acondicionado cuando este ya no funcione, no dejes pasar más tiempo desde que sientas que algo no funciona y ni mucho menos dejes tu aire acondicionado “medio estropeado” hasta el verano que viene porque ese pasotismo puede resultarte demasiado caro. ¡Actúa ya! Repara o cambia ya tu aire acondicionado.  … queremos llamarnos cuando las cosas comienzan a parecer un poco “apagadas” con su aire acondicionado.

 

Si has notado que tu aire acondicionado ya no enfría como antes, como cuando te lo compraste e incluso como en el comienzo del verano o a finales de primavera cuando empezaste a usarlo es que, evidentemente, algo falla. Mejor que arregles ahora de manera urgente tu aire acondicionado antes de que vaya a más. Si notas que ya no es igual de efectivo es que algo falla.

 

2. Estás pagando demasiado en tu factura de la luz

¿Te da miedo que llegue tu próximo recibo de la luz?  Debes saber que deberías poder enfriar tu hogar durante todo el verano a un precio considerable. Si has notado que, coste de la electricidad aparte, tu recibo sube es que quizás tu aire acondicionado necesite más energía y esfuerzos para funcionar y eso también puede suponer un mayor gasto para tu bolsillo.

 

3. Experimentas un flujo de aire demasiado bajo

¿Sientes que apenas hay flujo de aire procedente de tu aparato de aire acondicionado? Si has limpiado los filtros como es normal y has llevado a cabo las tareas de mantenimiento y limpieza idóneas pero sigues notando que tu aparato expulsa poco aire, no lo intentes más ponte en contacto con profesionales que adivinen qué le pasa a tu equipo. Solo un experto puede observar de cerca tu sistema de aire acondicionado y determinar exactamente qué le sucede.

 

4. Hay alguna fuga

¿Alguna vez has notado alguna fuga de tu aire acondicionado? No, esto no es normal. No pienses que solo es un problema relativo con la condensación; la fuga que está experimentando podría significar un problema mayor y urgente. No lo dejes pasar hasta el próximo verano.

 

5. Ciclos cortos de funcionamiento

¿Tu sistema de aire acondicionado arranca, funciona por un corto período de tiempo, se detiene y luego vuelve a arrancar? Esto es, obviamente, una señal de que algo no va bien. Además, este hecho podría estar aumentando tu factura de aire acondicionado. Ponte en contacto enseguida con profesionales que revisen tu aire acondicionado.