mantenimiento, como limpiar un aire acondicionado

En pleno invierno es lógico que no pensemos en el aire acondicionado de casa. El problema viene cuando necesitemos hacer uso de éste y no funcione como debería pudiendo haber realizado unas certeras tareas de mantenimiento durante el año. No se trata solo de encenderlo y apagarlo cada cierto tiempo si no de saber cuáles son los aspectos clave más importantes en el mantenimiento de un aparato de aire acondicionado.

Existe una máxima que asegura que todo aquello que no se usa, acaba dañándose. Y en gran parte esto es verdad también cuando hablamos de tecnología. Si bien es cierto que los aires acondicionados actuales han evolucionado sobremanera respecto a los de hace una década, también necesitan unos cuantos “mimos” a modo de básicas tareas de mantenimiento para que no se dañen durante los largos periodos de otoño e invierno.

Lo más importante en un aire acondicionado

¿Cuáles son esos aspectos más importantes que pueden marcar el buen o mal estado de nuestro aparato de aire acondicionado? La unidad interior, la unidad exterior, el desagüe, la carga refrigerante y, cómo no, también los filtros.

Unidad interior. Es una tarea de mantenimiento bien sencilla, tan solo es necesario limpiar los filtros de aire acondicionado y una correcta limpieza del desagüe. Así evitaremos que la suciedad se acumule dentro de la unidad interior y el rendimiento del equipo no disminuya y por ende tampoco gastemos más energía.  Desagüe.

Desagüe. Al usar los equipos de aire acondicionado en frío provocamos que dentro del aparato tenga lugar un proceso de evaporación con la consecuente acumulación de gotas de agua. Si éstas no se limpian sufriremos malos olores e incluso averías de no retirarse. Desaguarlo cada equis tiempo es una decisión acertada. Además usar productos de limpieza concretos para eliminar bacterias es indispensable.

Carga refrigerante. Uno de los errores más importantes en aires acondicionados y que es preciso detectar en estas tareas son las fugas de refrigerantes. Eso no lo podemos hacer en casa si no avisar a un instalador debidamente capacitado y que además disponga del correspondiente certificado de manipulación de gases fluorados, según Real Decreto 115/2017 de 17 de febrero.

Filtros. Como bien sabes los filtros del aire acondicionado absorben polvo, polen… y es preciso mantenerlos siempre limpios. Los filtros es conveniente que se limpien cada primavera, unas semanas antes de usar el aire acondicionado de forma más frecuente. Es algo sencillo, basta con abrir la tapa de aire acondicionado, extraer los filtros y proceder a la limpieza mediante un aspirador o agua fría. Cuidado con dañar el aparato.

Unida exterior. El intercambiador, el comprensor… algunas de las partes más importantes del aire acondicionado están en esta parte del equipo. No está de más revisarlo y limpiarlo también una vez al año para evitar que no hayan obstrucciones por suciedad.  Además, las unidades exteriores suelen estar ubicadas a la intemperie por lo que hay que vigilar que se encuentran en óptimas condiciones.