El invierno aún no ha llegado de manera oficial, sin embargo podemos notar como las temperaturas empiezan ya a disminuir rápidamente lo que significa que lo más probable es que durante el día debamos colocarnos más piezas de ropa y en casa tengamos durante más tiempo la calefacción encendida.  He aquí algunos consejos que son importantes para mantener tu sistema listo ante la llegada del invierno, ¡puede presentarse cuando menos te lo esperes!

Consejo 1. Reemplaza o limpia los filtros de aire

Aunque no se ven, debes preocuparte por ellos más a menudo. Y es que ¿has empezado a usar tu calefacción sin limpiar como debieras los filtros de aire? Quizás hasta necesitan un recambio. Esta es una de las cosas más importantes que puedes hacer para prolongar la vida útil de tu sistema de calefacción y mantenerlo funcionando siempre bien. Te aconsejamos que limpies los filtros de aire al menos cada 2 meses para lograr una máxima eficiencia. ¡Prepárate para el invierno!

Consejo 2.  Programa una revisión de tu sistema de calefacción

¿Sabías que un mantenimiento preventivo de tu sistema de calefacción es muy importante? Independientemente de cuál sea la marca o modelo del mismo, éste sufrirá un desgaste considerable durante las estaciones más frías del año. Un mantenimiento básico significa limpiar los los filtros y realizar una verificación de eficiencia energética. También revisar todos los componentes internos y externos de la máquina para asegurarnos de que no haya nada que pueda causar un problema en su uso este invierno. Una revisión de tu sistema de calefacción te brindará la tranquilidad que necesitas, asegurándote que tu calefacción no te fallará cuando más la necesitas.

Consejo 3 – Instala un termostato programable

Los termostatos programables son uno de los mejores inventos para controlar la temperatura de tu casa. Los termostatos inalámbricos programables pueden ayudarte además a ahorrar cientos de euros en gastos de calefacción y también de aire acondicionado durante todo el año. Funcionan casi con cualquier marca y modelo y te permiten programar la temperatura para que sea aquella que tú quieres y en la franja horaria que deseas.

Si estás fuera de casa todo el día, no la calientes de manera innecesaria. Simplemente planea programar tu termostato para que ésta baje un poco cuando estés ausente, luego prográmala para que vuelva a funcionar justo antes de llegar a casa, de modo que puedas regresar a tu hogar y sientas un clima acogedor y confortable. Y es que debes saber que se ha demostrado estos termostatos programables ayudan a los propietarios de viviendas a ahorrar hasta un 20% en su factura.

Recuerda que llega el invierno y ahora es un buen momento para revisar e instalar tu sistema de calefacción que mejor se ciña a las necesidades de tu casa. ¿Podemos ayudarte?