La presión en tu caldera para que la calefacción funcione correctamente

Categories:

Tu caldera debe disponer de una correcta presión para que la calefacción funcione correctamente. Si la caldera pierde presión o si la presión es demasiado alta, esto puede hacer que la caldera se apague o se bloquee. ¿Cuál es la cantidad correcta de presión en el agua para tu caldera?

Cuando se enciende la calefacción, la presión de la caldera debe estar entre 1,5 y 2 bares. La mayoría de las calderas resaltan este dato en el medidor de presión en verde y la aguja debe apuntar a la cantidad correcta de presión. Algunas calderas también tienen zonas críticas por debajo de 1 y por encima de 2 marcadas en rojo para ayudar a identificar cualquier problema.

Si por ejemplo tu sistema de calefacción central está apagado, la presión de la caldera debe estar entre 1 y 1,5 bar. Esto significa que la aguja aún debe permanecer en el área verde del manómetro. Dependiendo de la marca de tu caldera, la presión óptima recomendada por la mayoría de los fabricantes es de 1.3 bar. ¡Toma nota!

Siempre es recomendable consultar el manual de la caldera para asegurarte de que ésta está funcionando a la presión de trabajo óptima. Date cuenta que cuando enciendes la calefacción, el agua de las tuberías y los radiadores se calientan y se expande. Esta expansión del agua hace que la presión aumente en todo el sistema. Por lo que cuando la calefacción está encendida, debes notar que la presión de la caldera en el medidor aumenta ligeramente, pero no por encima de 2 bar.

Las calderas están ya fabricadas para controlar rápidamente estos saltos de presión a través de la llamada válvula de alivio de presión. Esto significa que puedes usar de manera segura tu calefacción central y hacer correr agua caliente al mismo tiempo. Eso sí la presión de la caldera no debe aumentar más de 1 bar por encima de la presión al encender la calefacción.

Si ves un salto de 1 bar o tu aguja de presión sube a la sección roja por encima de 2 bar, esto podría indicar un fallo en la válvula de alivio de presión. Este tipo de fallos requerirá el trabajo de un profesional autorizado y regulado.

Cómo aumentar y cómo reducir la presión de la caldera

Si la aguja del medidor de presión de la caldera está por debajo de 1 bar o en la zona roja crítica, es importante volver a presurizar el sistema. Para aumentar la presión de la caldera, es obligatorio agregar agua fría al sistema mediante el circuito de llenado externo. Eso sí, asegúrate de que la caldera esté apagada y completamente enfriada antes de comenzar. Además, solo debes aumentar la presión de la caldera una o dos veces al año. Si tu caldera sigue perdiendo presión, esto podría deberse a que el agua del sistema esté goteando debido a una fuga y se deba reparar la caldera

Por otro lado, para saber cómo reducir la presión de la caldera, si al notar que la presión de ésta es demasiado alta, puede ser que recientemente hayas aumentado demasiado la presión. También puede ser que te olvidaste de cerrar la válvula de alivio de presión después de golpear accidentalmente la válvula y aflojarla. Piensa que cuando entra aire, la presión aumenta así que asegúrate de verificar que estén bien cerrada antes de comenzar a bajar más la presión. Si después de esto, aún necesitas reducir la presión de la caldera, deberá purgar los radiadores. No queda otra.

La presión en tu caldera para que la calefacción funcione correctamente

Categories:

Tu caldera debe disponer de una correcta presión para que la calefacción funcione correctamente. Si la caldera pierde presión o si la presión es demasiado alta, esto puede hacer que la caldera se apague o se bloquee. ¿Cuál es la cantidad correcta de presión en el agua para tu caldera?

Cuando se enciende la calefacción, la presión de la caldera debe estar entre 1,5 y 2 bares. La mayoría de las calderas resaltan este dato en el medidor de presión en verde y la aguja debe apuntar a la cantidad correcta de presión. Algunas calderas también tienen zonas críticas por debajo de 1 y por encima de 2 marcadas en rojo para ayudar a identificar cualquier problema.

Si por ejemplo tu sistema de calefacción central está apagado, la presión de la caldera debe estar entre 1 y 1,5 bar. Esto significa que la aguja aún debe permanecer en el área verde del manómetro. Dependiendo de la marca de tu caldera, la presión óptima recomendada por la mayoría de los fabricantes es de 1.3 bar. ¡Toma nota!

Siempre es recomendable consultar el manual de la caldera para asegurarte de que ésta está funcionando a la presión de trabajo óptima. Date cuenta que cuando enciendes la calefacción, el agua de las tuberías y los radiadores se calientan y se expande. Esta expansión del agua hace que la presión aumente en todo el sistema. Por lo que cuando la calefacción está encendida, debes notar que la presión de la caldera en el medidor aumenta ligeramente, pero no por encima de 2 bar.

Las calderas están ya fabricadas para controlar rápidamente estos saltos de presión a través de la llamada válvula de alivio de presión. Esto significa que puedes usar de manera segura tu calefacción central y hacer correr agua caliente al mismo tiempo. Eso sí la presión de la caldera no debe aumentar más de 1 bar por encima de la presión al encender la calefacción.

Si ves un salto de 1 bar o tu aguja de presión sube a la sección roja por encima de 2 bar, esto podría indicar un fallo en la válvula de alivio de presión. Este tipo de fallos requerirá el trabajo de un profesional autorizado y regulado.

Cómo aumentar y cómo reducir la presión de la caldera

Si la aguja del medidor de presión de la caldera está por debajo de 1 bar o en la zona roja crítica, es importante volver a presurizar el sistema. Para aumentar la presión de la caldera, es obligatorio agregar agua fría al sistema mediante el circuito de llenado externo. Eso sí, asegúrate de que la caldera esté apagada y completamente enfriada antes de comenzar. Además, solo debes aumentar la presión de la caldera una o dos veces al año. Si tu caldera sigue perdiendo presión, esto podría deberse a que el agua del sistema esté goteando debido a una fuga y se deba reparar la caldera

Por otro lado, para saber cómo reducir la presión de la caldera, si al notar que la presión de ésta es demasiado alta, puede ser que recientemente hayas aumentado demasiado la presión. También puede ser que te olvidaste de cerrar la válvula de alivio de presión después de golpear accidentalmente la válvula y aflojarla. Piensa que cuando entra aire, la presión aumenta así que asegúrate de verificar que estén bien cerrada antes de comenzar a bajar más la presión. Si después de esto, aún necesitas reducir la presión de la caldera, deberá purgar los radiadores. No queda otra.